POESÍA

LA ABUELA DE MI ABUELA

Carmen González Chacón (Ciudad  de La Habana, 1963).

La abuela de mi abuela llegó untada con saliva de látigo

hizo del trópico su hombre, le dio hijos.

Debajo de una ceiba, aquí árbol sagrado, regó sus bastardos

para que limpios fuesen, como lo haría su madre,

allá en eterna memoria de praderas.

A veces no sabía si el llanto nacía allá o aquí

ni por cúal vena tronaba el cantar frente al castigo,

no sé por cuál llega a mí su oración, ni cuándo

ni el lugar dónde la siento cerca.

Titulo: Cautivos

La abuela de mi abuela se unió a la tierra

en la que engendró a cada uno de sus bastardos

en diciembre de mil novecientos quince.

Má Francisca: siete sayas y ninguna mayoral

Má Francisca: siete rayos a la espalda del negro que te vendió

Má Francisca: siete los vientos en la ceiba, aquí árbol sagrado;

donde volaron mariposas en la versión de tu muerte.

Los nietos de tus nietos creemos en las marcas

que dejaste en la cara de la tierra; padre de tus hijos

muerte de tus bastardos; oración para expulsar el mal de látigo.

Los nietos, Má Francisca: siete sayas y ninguna mayoral,

estamos en deuda,

aquí y allá; ceiba, memoria, oración

cicatriz, tierra,  ¡madre tierra!

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s