POESÍA

UNA MUCHACHA SIEMPRE ES UN PRIVILEGIO

por Carmen González Chacón

Una muchacha siempre es un privilegio

Yo era una muchacha

que dejaba marcas de barro en una habitación

de bordes blancos y olor a albahacas recién cortadas

Tuve un nido en el cerebro

que algunos confundieron con secuelas del golpe

Me asustaban el aire las manos blandas de Elena

y todo el arco iris que me sostenía

mientras llegaba la espuma a los labios.

Dentro me fue creciendo el alma

Cerré las puertas

¡Ya nadie pudo entrar y maniatarme!

Ni el bello jazmín con sus goces blancos

Ni el barro de mis huellas

Ni el golpe

Sólo si el viento se atraviesa

volveré a las manos blandas de Elena

Lo juro     por cada atardecer

donde he bordeado el sexo

de todos los hombres que poseo

¡Ya nadie puede entrar y maniatarme!

Una muchacha siempre es un privilegio

El mar de entonces

los poderes de la luna

influyendo sobre el flujo menstrual

hiervas polvos cicatrices

Todo acontece a partir del golpe

Mío fue el privilegio

Anuncios
Estándar

One thought on “UNA MUCHACHA SIEMPRE ES UN PRIVILEGIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s